Simmons y Embiid dan a los Sixers el primer triunfo de la temporada

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Atrás quedaron las temporadas en las que había que esperar decenas de partidos para ver el primer triunfo de la temporada, en las que había que esperar meses, porque no había manera de poder disfrutar de victorias en noviembre (y mucho menos en Octubre, donde apenas si se diputaban un par de encuentros, antes de esta temporada).

Eso ha cambiado en esta nueva era que amanece para los Sixers. Philadelphia no empezó la temporada del modo deseado y con tres derrotas ya urgía un triunfo y llegó en Detroit, de la mano de dos verdaderos genios del balón que se combinaron para poder dar el triunfo a los Sixers, cuando más se necesitaba (97-86).

Ben Simmons volvió a lograr unos números que vuelven a pasar a la historia (otra vez) y Joel Embiid demuestra el nivel de astro que tiene, en apenas minutos en pista. Ambos demuestran que la conexión que pueden alcanzar, es un síntoma de los buenos tiempos que se avecinan para Philadelphia.

En la nueva instalación de los Pistons, se vio un partido que difícilmente se le podía escapar a los Sixers. Al menos eso piensas cuando antes del descanso tienes una ventaja de más de puntos. Una ventaja que a pesar de verse reducida, lo cierto es que se supo manejar bien, llegando al último cuarto con ventaja de 8 puntos y aumentada al final de partido, con un último parcial favorable a Philadelphia, demostrando que esta vez sí se supo jugar bien en los minutos finales, cuando hay que gestionar ventajas y hay que amarrar las victorias.

Volviendo a los números que atesoró Ben Simmons, tuvo una actuación digna de un All-Star, con un triple-doble, que se une a los dobles-dobles logrados anteriormente en el resto de partidos de la temporada. Ya estuvo a punto de lograrlo en Toronto, pero hacerlo en esta ocasión sabe mejor, ya que de este modo los Sixers han logrado el triunfo.

En los 34 minutos que estuvo en pista, el jugador australiano de los Sixers, terminó con un promedio de acierto en tiros de campo de 8-11, con 5-6 en tiros libres, lo que le permitió por fin superar la barrera de la veintena de puntos anotados. A los 21 puntos que se anotó en su cuenta particular, hay que sumar los 12 rebotes que capturó (2 en ataque y 10 en defensa), además de las 10 asistencias que repartió, para redondear una actuación, que le está metiendo de lleno en la historia, con tan solo cuatro partidos disputados en la NBA.

Por su parte, Joel Embiid volvió a demostrar por qué él es un jugador de otra era y por qué con él, los Sixers pueden soñar con alcanzar la gloria en la NBA.

Estuvo 28 minutos en pista, en el Little Caesars Palace de Detroit, para terminar el partido con un promedio mágico en tiros de campo de 11-15 (anotando el único triple que intentó), además de de tener un 7-8 en tiros libres, lo que le permitió acumular 30 puntos en su cuenta particular, a los que sumó 9 rebotes (todos ellos en defensa), por lo que él también estuvo muy cerca de lograr un merecido doble-doble.

Este partido reflejó todo lo bueno que puede llegar para Philadelphia, ahora que están en pista Embiid y Simmons. Cuento más profunda sea la conexión entre ellos, cuando jueguen, mejor serán los resultados de los Sixers en el futuro. Sobre los hombros de ellos, recae principalmente el futuro de los Sixers, a la espera de un total acoplamiento al equipo y a la liga de Markelle Fultz, lo que hará que las opciones de Sixers sean aun mayores y el sueño del éxito está más y más cerca.

Del resto de compañeros, cabe destacar que Robert Covington logró terminar con dobles dígitos en anotación, al terminar el partido con 4-7 en tiros de campo, 3-5 en triples y 2-3 e tiros libres, además de acumular 5 rebotes y 4 robos de balón. Su labor es esencial en este equipo.

Ninguno de los demos compañeros de Los Sixers alcanzó los dobles dígitos en anotación, quedándose en 7 puntos anotados JJ Redick y Dario Saric, mientras que Jerrys Bayless terminó con 6 puntos en su cuenta particular.

La siguiente cita será en casa y allí se tendrá la oportunidad de seguir la buena racha de resultados, que ayude a afianzar la confianza en el seno del equipo y de paso lograr la primera en casa de la temporada. El rival de los Sixers serán los Houston Rockets.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *