Segunda victoria consecutiva en Texas

Ya desde el primer cuatro, los Sixers impusieron su juego y marcador distancias en el marcador, que siempre estuvieron en torno a los diez puntos de ventaja, en buena parte de la primera mitad del encuentro. Pero cuando se acercaba el descanso, los Rockets tuvieron un parcial importante a su favor y dejaron la distancia entre ambos equipos, en tan solo dos puntos, cuando se marcharon al vestuario (58-56). 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *