Previa temporada 2017-2018: Pívots

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Terminamos el repaso al equipo que los 76ers tendrán en la temporada que está por comenzar con los pívots. Una pieza clave en el futuro de los Sixers, sobre todo por la presencia de Joel Embiid, que parece haber cambiado el destino de los 76ers, con tan solo 31 partidos de la NBA a sus espaldas.

Tan solo 31 partidos la pasada temporada (la temporada de su debut), porque su temporada se vio truncada por una lesión a finales de enero, pero a pesar de esto y de haber jugado con restricciones, tuvo unos números sensacionales, en donde atesoró una media de 20.2 puntos por partido, 7.8 rebotes y 2.5 tapones de media (con un promedio de 25.4 minutos por partido).

Sin restricciones de minutos, ya se extrapolaba que sus números se asemejaban a los de Wilt Chamberlain y sus 29.2 puntos de media, que marcaron un techo al que nadie, hasta el momento ha logrado llegar. Ni siquiera Michael Jordan, con la línea de tres puntos ya implantada lo logró. Se quedó en 26.5 puntos de media.

Posiblemente, Joel Embiid sin la restricción de minutos que sobre él ha pesado (además de la lesión), habría superado la veintena de puntos por partido en todos los meses de competición (18.4 puntos de media en noviembre, 19.2 puntos en diciembre y 23.4 puntos en enero) y eso nos daría una imagen todavía más real de su potencial, a tenor de la comparativa que hacemos con otras estrellas de la liga, en el pasado.

En lo referente a los rebotes, se puede decir casi lo mismo. En los 31 partidos disputados, atesoró una media de 7.8 rebotes por partido, con las restricciones de minutos. En su temporada de novato, Shaquille O’Neal logró con los Magic, terminar la temporada con 13,2 rebotes de media, siendo una de las mejores marcas en la liga, desde los años 70. Tampoco se quedó atrás al almirante David Robinson, que con San Antonio Spurs logró terminar su temporada de novato con 11,8 rebotes por partido.

En definitiva, sus números han sido soberbios, y más si tenemos en cuenta los condicionantes que ha tenido su juego para conseguirlos y si los comparamos con auténticas leyendas del pasado de la NBA.

Todos deseamos verle una temporada completa sano, porque de pasamos página y sus lesiones son cosa del pasado, lo cierto es que es un jugador que marcará una época en la NBA y le podría dar una dinastía a los Sixers.

Otra pieza importante para el juego interior de los Sixers llegó en la agencia libre. Bryan Colangelo quería reforzar el juego interior del equipo y su opción fue hacerse con los servicios del ex de los Celtics Amir Johnson, un viejo conocido de su etapa en Toronto.

La temporada pasada jugó ochenta partidos de temporada regular en Boston, promediando 6.5 puntos y 4.6 rebotes en 20 minutos. Johnson posee grandes cualidades atléticas, y puede jugar minutos de center y de power forward, siendo su versatilidad algo que agradecerá Brett Brown, a la hora de administrar los minutos que le tenga que dar en pista, cuando tenga que suplir a sus compañeros de juego.

Otro jugador importante en el roster de los Sixers es Jahlil Okafor, que a pesar de no haber irrumpido en la NBA y en los Sixers, con la misma fuerza que Joel Embiid, lo cierto es que su presencia en el equipo será importante.

Y es que la salud es primordial para las aspiraciones del equipo esta temporada y Okafor tratará de aprovechar todos los minutos y oportunidades de que disponga, para demostrar que es un gran jugador y que merece un puesto importante en la NBA. Y dependiendo de la salud de los nuestros, esos minutos podrían ser bastantes.

Si bien en la primera temporada en la NBA logró terminar 53 partidos (con 48 titularidades), en su segundo año con los Sixers ha concluido 50 encuentros (con 33 titularidades) y descendiendo su media de minutos de 30 por partido a 22.7 por partido, si comparamos una temporada con otra.

Su aportación anotadora también ha variado notablemente de los 17.5 puntos en su primer año, a los 11.8 puntos de media esta temporada, con un promedio de acierto de 51.4 por ciento en tiros de campo (mejorando el 50.8 por ciento de la pasada temporada),

Con menos minutos de media por partido, la media reboteadora también ha hecho que su estadística baje de los 7 por partido del año pasado a los 4.8 de esta, manteniendo sus promedios de asistencias, tapones y robos por partido, prácticamente intactos de un año a otro.

Centrándonos ya en lo logrado en la temporada 2016-2017, Okafor tuvo un mejor rendimiento anotador después del All-Star que antes de la cita de Nueva Orleans. Su media anotadora subió de los 11.4 puntos a los 13 puntos por partido, a pesar de tener menos minutos de media (23 minutos antes del parón del partido de las Estrellas y 21.7 minutos después del All-Star).

Esperemos que pueda mostrar su máximo potencial en mejor liga del mundo, deje atrás sus problemas de rodilla y pueda jugar sin dolor y así crecer como jugador, al tiempo que pueda ayudar a crecer al equipo, brindando minutos de gran calidad a los Sixers, lo que sería importante para las aspiraciones de playoffs de Philadelphia.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *