Lonzo Ball y su presencia para el debut: “Juego seguro”

EL SEGUNDO – Las primeras impresiones suelen dejar una imagen indeleble.

Al igual que en los últimos días, lo primero que se fijan los reporteros al entrar a la práctica de los Lakers es si Lonzo Ball está en cancha. En esta ocasión, el lunes por la mañana, el No. 2 no solo estuvo presente, sino que en plena conducción de un contragolpe.

Luke Walton y su cuerpo técnico decidieron cerrar la primera práctica de la semana con un partidito, y Ball estuvo acompañado por Luol Deng, Brook Lopez, Larry Nance, Jr. y Brandon Ingram.

Los reportes, más allá de la fatiga y el óxido, fueron positivos.

“Lonzo mostró por qué será muy bueno, pero también mostró que ha estado un par de semanas fuera con algunas de las pérdidas que tuvo”, dijo el entrenador de los Lakers.

Walton ofreció algunos detalles más.

“Fue un poquito de todo”, avisó. “Timing…los pases estuvieron bien, pero el timing de cuándo hizo los pases, probablemente reaccionando a cuando los compañeros estaban abiertos, estaba un poquito mal. Muchas pérdidas para él, pero fue bueno tenerlo en la cancha”.

El jugador, de buen humor tras vencer a Kyle Kuzma en la competición de triples desde media cancha, coincidió con el análisis del entrenador.

“Definitivamente oxidado”, opinó. “Tuve muchas pérdidas hoy, pero estaré listo para el jueves y eso es todo lo que importa”.

En cuanto a su estado físico, producto de no poder correr durante más de una semana, Ball avisó que podría ser peor, y que los próximos días antes del debut serán claves para ponerse a punto.

“No está tan mal, para ser honesto”, dijo. “Un poco de juego desprolijo, algunos pases que di estuvieron un poquito cortos hoy, pero estaré listo para el jueves”.

Lo que está fuera de discusión es su presencia para la Noche Inaugural.

“Juego seguro”, disparó.

PARTE MÉDICO

El lunes también arrojó noticias buenas y malas en cuanto a los lesionados.
Por un lado, Josh Hart sufrió una distensión en el tendón de Aquiles de su pierna izquierda, y se someterá a una resonancia magnética por la tarde para esclarecer su diagnóstico.

Julius Randle, quien tuvo una distensión intercostal, apenas disparó al aro e hizo ejercicios limitados. Walton y el cuerpo médico no le permitieron estar en la porción con contacto de la sesión de entrenamientos.

La buena nueva fue la presencia de Andrew Bogut, quien practicó con normalidad. El australiano no formó parte del partido al final del entrenamiento, pero Luke Walton dejó entrever que aumentarán su carga en los próximos días para saber si puede estar disponible el jueves ante Clippers.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *