Lakers muestran mejoras en derrota ante los Nuggets

LOS ÁNGELES – “Les pedí antes del juego, ‘mejoremos esta noche’, y creo que lo hicimos”.

Optimista por naturaleza, Luke Walton fue sumamente específico a la hora de analizar la derrota de los Lakers el lunes por la noche ante Denver Nuggets.

Los laguneros mostraron altibajos, acentuados por un muy buen comienzo de partido y un cierre electrizante, pero con un pronunciado bache entre el segundo y tercer cuarto.

“Creo que mejoramos”, recalcó. “Estuvimos más bajo control. La primera unidad hizo un gran trabajo al comenzar el juego. Estaban metidos, enfocados, hablando…la rotaciones defensivas sucedieron, algo que es fantástico para nosotros. Es lo que estábamos buscando. Obviamente no estuvimos ni cerca de mantenerlo lo suficiente para ganar el partido”.

El primer cuarto fue un boceto de lo que Walton quiere ver más a menudo. Con Kentavious Caldwell-Pope como estandarte, la defensa hizo su trabajo y permitió a Lonzo Ball comandar una ofensiva rápida, y a Julius Randle trabajar con espacio y una defensa desarmada.

Así se vio el mejor pasaje del equipo, con Brandon Ingram sumándose a la fiesta con penetraciones hasta el corazón de la defensa rival, y con la segunda unidad entrando encendida y alargando el buen momento.

Lamentablemente – aunque de manera esperada – el asedio se fue apagando, y una vez que los Nuggets se asentaron, no volvieron a mirar atrás.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on Oct 2, 2017 at 10:41pm PDT

El cierre, con un Kyle Kuzma poseído y otras sólidas apariciones de actores de reparto como Alex Caruso, Thomas Bryant y Vander Blue, le dieron a los presentes en STAPLES Center motivo de ilusión y un final entretenido a un partido que por momentos no fue tan parejo.

Kuzma, quien recibió una ovación al ingresar a la cancha en el primer cuarto, sigue en un nivel superlativo. Sus 23 puntos volvieron a convertirlo en el goleador de los Lakers, y su eficiencia (9/17 de cancha) no deja de sorprender, al igual que su amplio repertorio ofensivo, que incluyó un excelente 4/9 en triples.

“Para ser lo joven que es, y lo nuevo que es con esto, su espíritu competitivo es impresionante”, opinó Walton. “Eso lo impulsa a tener estos grandes juegos para nosotros”.

Randle es otro de los que sigue mejorando su imagen. Walton alabó su capacidad para corregir errores dentro del mismo partido, y el ala-pivot volvió a colaborar en ofensiva y los tableros. Su ficha final (12 puntos, 10 rebotes, dos asistencias, un robo y una tapa, con 5/10 de cancha) en 23 minutos refleja lo que es capaz de hacer cuando está en su mejor versión.

“Creo que Julius, individualmente, tuvo el salto más grande del último juego a este”, aseguró el entrenador de los Lakers. “Sé que sus números fueron buenos en el último juego también, pero estaba concentrado, estuvo hablando desde el lado débil – algo que no ha hecho mucho en el pasado. Creo que jugó un gran partido. Creo que tiene que ver con la madurez de tener otro año, pero también con su compromiso con cambiar su cuerpo, y lo que eso hace”.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on Oct 2, 2017 at 8:55pm PDT

Las contracaras fueron Ball, Ingram y Larry Nance, Jr. El armador estaba teniendo un partido aceptable hasta que se torció el tobillo izquierdo al bloquear un tiro de Emanuel Mudiay en el segundo cuarto. El ala-pivot también sufrió una torcedura en su dedo índice, y no pudo terminar el partido.

El caso de Ingram fue el más raro, ya que fue de mayor a menor y terminó con nueve puntos y dos rebotes en 3/9 de cancha en 21 minutos. Su buen comienzo se fue desvaneciendo, algo parecido a lo que le pasó al resto del equipo.

Más allá de eso, la agresividad mostrada en el primer cuarto – buscando el contacto y generando faltas – fue parte de lo que le gustó a Walton.

“Creo que en el comienzo del juego los muchachos fueron fantásticos”, avisó. “Así queremos jugar. Obviamente tuvimos 16 pérdidas en la primera mitad, y es casi imposible ganar así…(pero) ese ritmo de conseguir paradas y salir a correr, con múltiples jugadores recibiendo oportunidades anotadoras, es como queremos hacerlo. Sabremos que tomará tiempo, como cualquier otra cosa, pero será divertido cuando lleguemos ahí”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *