Lakers maduran en derrota ante el Jazz

LOS ÁNGELES – Los Lakers dejaron el martes la sensación de haber recuperado el rumbo.

Tras una pobre actuación en Ontario y otra con algunas mejoras en Las Vegas el pasado domingo, el equipo de Luke Walton se reencontró con algunas de las buenas sensaciones del comienzo del campamento de entrenamientos.

Las rotaciones defensivas fueron mejores, la ofensiva fluyó con más naturalidad y cohesión, y el esfuerzo del equipo fue intenso y constante a lo largo de toda la noche. Sobre todas las cosas, los laguneros dejaron la sensación de haber crecido y dado un paso adelante.

Walton le dio crédito a veteranos como Brook Lopez y Kentavious Caldwell-Pope para encausar una rotación plagada de jugadores que están dando sus primeros pasos y haciendo sus primeras armas en la NBA.

“Creo que nos estabiliza”, opinó. “Les dije a los muchachos que una de las cosas que mas me llenó de orgullo fue el esfuerzo consistente dentro del juego. Tuvimos muchos juegos el año pasado que eran arriba por 20, abajo por 20, y ese tipo de cambios. Esta noche se sintió como un equipo maduro. El juego entero estuvo en tres o cuatro puntos en su mayoría, con ambos equipos teniendo pequeñas rachas. Creo que tener a Brook, KCP y veteranos así nos ayuda a no tener esas lagunas. Tuvimos varias de esas el año pasado, y lo emocionante para mí es que, defensivamente, fuimos muy buenos esta noche, y las cosas en las que nos equivocamos están totalmente dentro de nuestro control”.

Individualmente, varios jugadores tuvieron actuaciones que les servirán a futuro. Uno de ellos fue Kyle Kuzma, quien lideró a los Lakers por cuarta vez en cinco partidos con 18 puntos, y que debió fajarse en defensa contra un veterano de mil batallas como Joe Johnson.

“Kuz se enfrentó mano a mano con Iso Joe, uno de los mejores del deporte, y lo hizo (bien) esta noche”, dijo Walton. “Y pese a que le anotó, creo que Kuz hizo un gran trabajo al batallar, pudo experimentar lo que se siente, y aprenderá de eso. Mejorará (gracias) a eso”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on Oct 10, 2017 at 8:25pm PDT

Otro fue Josh Hart, quien cerró el partido en cancha y a quien no le tembló el pulso para elevarse y enterrar el doble que le dio a Lakers la que a la postre sería su penúltima ventaja en 97-95.

“Josh Hart tuvo algunos buenos tiros, algunas buenas jugadas al final”, señaló Walton. “Esos minutos al final son buenos, y estamos tratando de ganar el juego, pero son una gran oportunidad de experiencia para los jugadores jóvenes”.

Más importante aún, el partido fue otra gran lección en el desarrollo de Brandon Ingram.

El alero tuvo un gran comienzo, aprovechando lo que la defensa le daba e incluso sumando confianza con su tiro de media distancia. Sin embargo, el producto de Duke se fue diluyendo con el correr de los minutos, y cuando intentó tomar las riendas nuevamente en el cuarto periodo, los resultados no fueron los esperados.

El cierre del partido de Ingram fue parecido al de sus últimos partidos, con semblante preocupado y expresión tensa.

“Su energía y esfuerzo fueron fantásticos toda la noche”, observó Walton. “Algunos de los tiros al final fueron un poquito forzados, pero nuevamente, gran experiencia. ¿Cómo más vas a aprender a hacer esas grandes jugadas? Fueron tiros limpias, tenía a los defensores retrocediendo en algunos de esos tiros en suspensión, y solamente los falló. Si un día va a meterlos, deberá tomarlos. Estoy contento de que tuvo la confianza de tomarlos, y ojalá que el próximo partido los meta”.

Para otros jugadores, como Julius Randle o Jordan Clarkson, la noche también tuvo notas positivas.

Randle se llevó los elogios de Walton y volvió a mostrarse como el jugador más regular de los Lakers. Sus 13 puntos y cuatro rebotes no terminan de hacerle justicia al nivel de actividad en ambos tableros, y el texano continúa sumando nuevas dimensiones a su juego con el correr de los partidos.

En el caso de Clarkson, el francotirador aportó 18 puntos en 6/8 de cancha, encestando su único triple y siendo una opción confiable para Alex Caruso, el conductor de la segunda unidad que se lució con 10 asistencias.

Su entrenador destacó el intento que hace el francotirador para jugar dentro de los conceptos del equipo, y su mayor esfuerzo y dedicación en el costado defensivo.

“Pareciera que le importa más la defensa este año, algo que es bueno”, apuntó Walton”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on Oct 10, 2017 at 9:44pm PDT

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *