Lakers caen ante Nuggets sin Ball, Ingram

ONTARIO – Más allá de algunas ausencias clave, Luke Walton lució un tanto decepcionado tras la derrota del miércoles ante Nuggets.

El no contar con Brandon Ingram y Lonzo Ball – muy probablemente los dos mejores jugadores del plantel – claramente iba a afectar el funcionamiento del equipo, pero las falencias del conjunto lagunero pasaron más por la falta de concentración y esfuerzo que por la ejecución del libreto.

“Esfuerzo, esfuerzo”, recalcó Walton. “Nuestros jugadores han dado un esfuerzo fenomenal en el campamento entero, así que es decepcionante ver eso suceder esta noche. Incluso con (Denver) teniendo algunos titulares fuera y nosotros teniendo algunos titulares fuera, realmente pensé que seguiríamos teniendo ese nivel de esfuerzo necesario incluso para tener una oportunidad de tener éxito en esta liga. No lo tuvimos”.

Al igual que 48 horas antes en STAPLES Center, los dirigidos por Mike Malone utilizaron una ofensiva dinámica y paciente para abastecer a un ejército de tiradores que volvió a estar infalible de larga distancia.

“Ellos movieron la bola de lado a lado, no nos metimos, marcamos los tiros tarde”, continúo el entrenador de los Lakers. “Todo tuvo que ver con el esfuerzo”.

Walton se fue frustrado porque, bajo su óptica, es imposible sacar conclusiones concretas cuando su equipo ni siquiera intenta ejecutar el plan de juego.

“Es imposible…les dije en el entretiempo, no podemos hacer ajustes porque el esfuerzo no está ahí”, explicó. “No es que estemos viendo lo que (ellos) estaban haciendo contra nuestras coberturas, están ahí ejecutando ofensiva cinco contra cero. En cuanto a lo específico, desafortunadamente, tendremos que tirar el video de la primera mitad”.

Sin Ingram ni Ball – y sin querer arriesgar todavía a Brook Lopez y Andrew Bogut – los Lakers saltaron a la cancha extrañando a un 60 por ciento de su proyectada alineación titular.

La ofensiva tampoco tuvo una buena noche, ya que faltó el movimiento de balón que se vio en los primeros dos duelos. Además de todavía no tener un libreto en ataque, el conjunto no logró salir eficientemente de contragolpe, algo que se explica en parte con la incapacidad de conseguir frenar al rival.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on Oct 4, 2017 at 8:48pm PDT

Ese efecto encadena dejó a la ofensiva en manos de arrestos individuales, y las sólidas actuaciones de Julius Randle y Kyle Kuzma – nuevamente – no alcanzaron.

El ex Kentucky tuvo buenos momentos – una volcada feroz, un par de tapones en defensa – y continúa mostrando mucha intensidad…y un tanto menos de orden táctico.

Por el lado de Kuzma, el novato confirma noche tras noche que su repertorio ofensivo es una arma de la cual Walton no se puede alejar demasiado.

“La parte de la consistencia, que es una de las más difíciles de conseguir para los novatos…quizás tenga más consistencia que la mayoría”, dijo.

Por tercera vez en tres partidos, Kuzma lideró a los Lakers, esta vez con 21 puntos en 7/9 en tiros de cancha.

“Es uno de los novatos más confiados que he visto”, opinó Walton.

El otro jugador que se destacó fue Josh Hart, quien hizo su presentación con la camiseta de los Lakers.

El novato compitió en defensa y mostró flashes de lo que puede aportar en ofensiva, sacando a relucir un tiro de media distancia confiable para una pieza complementaria.

“Creo que lo hizo bien”, dijo Walton. “Apostó un par de veces en defensa y nos perjudicó, pero en general fue sólido, metió algunos tiros para nosotros. Es un joven duro, y es algo que necesitamos en nuestro equipo”.

Con la plena intención de recuperar soldados y cambiar el aire, los Lakers tendrán el día libre el jueves, antes de comenzar a preparar el partido del domingo ante los Kings en Las Vegas.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on Oct 4, 2017 at 7:44pm PDT

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *