Lakers arrollan a los Pistons con actuación todoterreno

LOS ÁNGELES – El mensaje de Luke Walton está cayendo en oídos fértiles.

Los Lakers siguieron al pie de la letra la receta del entrenador lagunero y concretaron su mejor actuación de la joven temporada 2017-18.

El abultado triunfo ante los Detroit Pistons tuvo todos los matices que el entrenador viene buscando.

Por un lado, el equipo tuvo apenas 13 pérdidas y permitió solo cinco puntos de contragolpe. Por el otro, los de púrpura y dorado repartieron 30 asistencias – máxima de la temporada – y tuvieron a siete jugadores distintos en dobles dígitos.

Lo que se dice, una actuación completa.

“Todo empieza con el esfuerzo, y con importarnos el querer mejorar”, dijo Walton. “Nuestros muchachos tienen ambas cosas, como grupo e individuos, y no es fácil jugar así. Creo que es parte de ese proceso de crecer y el camino en el que estamos. Tenemos que aprender a aceptar y disfrutar lo difícil que es jugar así… porque si lo vez como un quehacer, no podrás hacerlo consistente. No creo que vayamos a jugar tan bien cada noche obviamente. Eso fue realmente bueno en cuanto a hacer todo eso junto durante la mayoría del partido, pero mostró que nuestro equipo es capaz de ser un muy buen equipo de baloncesto cuando realmente jugamos juntos, jugamos por el otro, y jugamos duro”.

Walton opinó que sus dirigidos parecen ir entendiendo sus conceptos.

“Nuestros muchachos están haciendo un gran trabajo, incluso sin haber estado mucho tiempo juntos, de entender lo que estamos tratando de hacer, en lugar de memorizar cuáles son las coberturas”, señaló. “El baloncesto es demasiado rápido. Hay muchos jugadores talentosos en este nivel así que hay que hacer ajustes en el momento. Debes ayudar a un compañero si le ganan. Ellos están haciendo un gran trabajo de dar el esfuerzo, pero luego (también) empezar a entender la visión de lo que estamos tratando de lograr defensivamente”.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on Oct 31, 2017 at 9:11pm PDT

El entrenador de los angelinos enumeró una larga listas de puntos altos en lo individual, desde Larry Nance, Jr. (tercer doble-doble de la temporada con 14 puntos y 12 rebotes) hasta Kyle Kuzma, del que destacó su crecimiento y adaptación al sistema colectivo. Sin embargo, Walton hizo hincapié en tres nombres en particular: Lonzo Ball, Julius Randle y Brandon Ingram.

Sobre el base (13 puntos, seis rebotes, tres asistencias y cero pérdidas) alabó la capacidad para encausar el partido.

“La manera que fue su ritmo, la manera que impulsó la bola, la manera que estuvo en la pintura del otro equipo…él marcó el camino”, dijo Walton. “Creo que el equipo entero se contagió de la manera que estaba jugando. Creo que fue realmente impresionante esta noche”.

Randle (17 puntos y siete rebotes en 17 minutos) tuvo un efecto similar desde la banca.

“Él puede cambiar partidos y lo hizo esta noche con la manera que vino y jugó con la segunda unidad en la primera mitad”.

Finalmente, Ingram fue la figura del partido, ya que su intensidad en ambos lados de la cancha se tradujo en producción concreta, de la cual se benefició el equipo y sus compañeros.

Aún más importante fue el esfuerzo por respetar el plan de juego.

“Nuestro plan era venir defensivamente y tratar de encerrar a nuestro hombre individualmente”, apuntó. “Hemos estado trabajando mucho en defensa individual. Jugar defensa sin hacer faltas fue nuestro sistema principal”.

La amplitud del marcador final también reflejó algunas tendencias (62 puntos en la pintura para un equipo que llegaba liderando la NBA con 55.1 por noche) y otras anomalías (12/26 en triples tras promediar por 27.8 por ciento en los primeros seis juegos) que solo sirvieron para decorar un resultado que, por la manera que jugó el equipo, llegaría de cualquier manera.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on Oct 31, 2017 at 9:58pm PDT

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *