La temporada 2016-2017 en el recuerdo: Draft 2017

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

El Draft 2017, sin duda pasará a la historia de los Sixers, sobre todo por el modo en el que dieron los acontecimientos. Un paso muy importante en la fase de reconstrucción del equipo y que puede ser la piedra sobre la que se sustente un equipo que aspira a grandes cosas en el futuro.

Todo se empezó a gestar a pocos días de la fecha para elegir a los nuevos miembros de la NBA. Bryan Colangelo logró para los Sixers el número uno del drat 2017, con lo que Philadelphia eligió con libertad el jugador que más pudiera nteresar para el futuro de la franquicia, sin estar condicionado por las elecciones que puedan realizar ni Celtics, ni tampoco Lakers.

Los Celtics enviaron el pick 1 a cambio del pick 3 de los Sixers y una primera ronda de los Lakers de 2018 protegida (si es entre el 2º y el 5º puesto). Si las condiciones no se cumplen para esta ronda, los Celtics recibirían la primera ronda de Sacramento Kings de 2019.

De este modo, y tras haber obtenido el número uno del draft de 2016 (donde se escogió a Ben Simmons como uno de los pilares de futuro del equipo), los Sixers volverían a tener otro número uno a su disposición, siendo los 76ers el cuarto equipo de la era moderna (desde 1966) que logra tener el número uno del draft en años consecutivos.

Se podría elegir a una pieza joven de gran valor, que se uniría al número ven que el equipo de Philadelphia ya tiene y que por el momento lo componen jugadores de la talla y el talento de Ben Simmons, Joel Embiid y Dario Saric, entre otros. Y esa elección fue Markelle Fultz, convirtiendo al joven base de los Huskies en la nueva estrella del equipo de Philadelphia.

Markelle Fultz mide 1,93 metros de altura y posee una envergadura de 2,07 metros, por lo que destaca por tener unas condiciones físicas similares a otros jugadores destacados de esta camada y que juegan en posiciones interiores, todo a sus 19 años de edad.

En su año de freshman ha promediado 23.2 puntos con un 52.3% en tiros de campo, un 41.3% en triples, y un 64.9% en tiros libres, además de haber reboteado para un promedio de 5.7 rebotes por partido, 5.9 asistencias y 1.6 robos de balón por encuentro.

Puede anotar desde cualquier distancia, jugando a distintas velocidades y con una gran fluidez, lo que le permite ser una amenaza constante para el aro rival. Tiene muy buena altura para su posición y con brazos bastante largos que le ayudan a tener una gran envergadura (como ya hemos visto antes).

Es un buen atleta que le permite ser explosivo, lo que unido a su gran variedad de recursos, le permite ser un jugador al que recurrir cuando el partido necesite cambios de ritmo. Eso además de tener en cuenta que ha terminado la temporada anotando por encima del 40% en triples en la NCAA (5 intentos por cada 36 minutos).

Es peligroso en la media distancia y posee una mecánica de tiro muy depurada, siendo además certero en el tiro a canasta, cuando sale de un dribling, o en tiro estático. Esto ayuda a su potencial en el juego de transición.

También tiene buena visión de juego y es un buen organizador, y algo que potencia su calidad como base es que es muy bueno creando juego con el pick and roll.

En el aspecto defensivo hay que destacar que por su físico, su tamaño y envergadura hacen que no haya jugador al que no pueda defender en su posición. También posee una buena agilidad.

Ha atesorado una media de 1.6 robos y 1.2 tapones por partido, siendo el único de entre todos los bases destacados de este draft que logra superar el promedio de 1 por encuentro en ambos apartados.

Markelle Fultz, una futura estrella de la NBA que sin duda ayudará desde el principio al equipo, para lograr el objetivo de alcanzar los playoffs lo antes posible y además lograr emprender el camino al anillo, para alcanzarlo lo antes posible.

En las Ligas de Verano, Fultz logró en los partidos disputados en Salt Lake City, una media de 20 puntos en los dos primeros partidos, que fueron los que pudo disputar completos (en el tercero descansó), con un promedio de acierto en tiros de campo que fue del 46.9 por ciento.

Lamentablemente un esguince de tobillo nos impidió disfrutar de Markelle Fultz en los partidos disputados en Las Vegas, disputando tan solo 15 minutos en esta cita veraniega (8 puntos anotados). Aunque por fortuna la lesión no tuvo un gran alcance más que guardar reposo, sí que es cierto que nos impidió disfrutar de la magia del base de los Sixers.

Markelle Fultz no fue el único que llegó para incrementar el potencial de los Sixers, de cara al futuro. Además de él, en la primera ronda del draft y con el número 25, los Sixers eligieron a Anzejs Pasecniks, pívot de 2,18 metros de altura, de nacionalidad letona, con fecha de nacimiento el 20/12/1995.

El pívot, que juega actualmente en la liga española en el equipo de Gran Canaria, llegó a los Sixers tras un acuerdo con los Orlando Magic, que poseían ese pick número 25, a cambio de rondas futuras en el draft.

Tiene gran altura aunque debe fortalecer su físico, siendo un atleta con buena movilidad para su tamaño. Tiene cierto potencial en el poste bajo, gracias a su combinación de longitud y buen toque. Consigue la mayoría de sus puntos gracias a su muy buen movimiento sin pelota, especialmente a la caída de los pick and rolls, logrando ser un buen definidor cerca del aro.

Además del pívot letón y ya en la segunda ronda del draft, los Sixers eligieron en el puesto 36 a Johan Bolden. De nacionalidad australiana, es un ala-pívot, de 2,08 metros altura y con fecha de nacimiento 02/01/1996.

Tiene muy buena altura y longitud para la posición, siendo además un excelente atleta, con buena capacidad anotadora, teniendo más de 5 triples por cada 36 minutos y viene de anotar el 40% de ellos.

En las Ligas de Verano, Jonah Bolden, también dio buenas sensaciones en sus primeras apariciones con el equipo de Philadelphia, terminando con una media de 10 puntos y un promedio de acierto en tiros de campo, de casi el 40 por ciento, en los tres primeros partidos que disputó. También atesoró una media de 8 puntos y casi 7 rebotes en el resto de encuentros de estas citas veraniegas.

Ya con el número 50 del draft, los Sixers escogieron a Mathias Lessort, un jugador que puede jugar de 4, o incluso de 5, con una estatura de 2.06 metros y de nacionalidad francesa. Nació el 29/09/1995 y juega actualmente en el Nanterre 92 de la liga francesa.

Aunque puede tener una altura un tanto baja para la posición de 5, tiene unos brazos largos y mucha potencia física, siendo además un excelente atleta. Consigue la mayoría de sus puntos en situaciones de definición, como en transición o rebotes ofensivos. Es explosivo y muy seguro cerca del aro, con calidad para ser muy útil en situaciones de pick and roll.

¡Bienvenidos todos ellos a Philadelphia!

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *