Ingram calma las aguas con la mejor noche de su carrera

LOS ÁNGELES – La NBA siempre da revancha, y la redención de Brandon Ingram tardó apenas 24 horas.

Mucho se habló a lo largo de la pretemporada sobre el esfuerzo y dedicación del producto de Duke para mejorar su estado físico y trabajar en el desarrollo de su juego. Su único partido en la Liga de Verano de Las Vegas fue suficiente como para ilusionar a la afición y dejar la mesa servida para un pronunciado salto de calidad que despejara las dudas generadas tras una temporada de novato con iguales cantidades de puntos altos y bajos.

Sin embargo, su desempeño en la pretemporada no colmó sus expectativas, y el jugador reconoció estar sintiendo el peso de la presión de sus propias metas.

Esto se extendió al debut del jueves por la noche. El partido ante los Clippers fue decepcionante tanto en lo personal como grupal, y Ingram entonó el mea culpa antes de subirse al avión camino a Arizona.

“Tengo que hacer un mejor trabajo de traer energía y hacer que mi equipo esté listo”, avisó.

Distribución tiros ingram Clippers

El 3/15 de cancha no deja mucho para rescatar, pero vale la pena enfocarse en el tipo de tiros escogidos. Ingram intentó apenas un triple, alejándose de una de las armas que intentó pulir a lo largo del verano.

Lo que es peor, el 1/6 en la cercanía del aro despertó los fantasmas y el narrativo relacionado a su falta de musculatura y cómo eso afectaría su capacidad para definir en una zona en la que el contacto físico es un condimento inevitable.

Sin embargo, Ingram insistió – como lo hizo en ocasiones durante la pretemporada – estar conforme con sus tiros, y que ellos ya empezarían a encontrar la red.

“Creo que tomé los tiros que practiqué”, dijo aún en el camerino del STAPLES Center. “Solo no cayeron de la manera que me hubiera gustado”.

Vaya si lo hicieron en el Talking Stick Resort Arena de la ciudad de Phoenix apenas unas horas más tarde.

El alero tuvo la mejor producción ofensiva de su carrera, estableciendo una nueva marca con 25 puntos en 9/14 en tiros de cancha, y un excelente 3/4 en tiros desde más allá del arco.

Distribución tiros ingram Suns

“La mayoría de los tiros que tomó fueron buenos tiros, en ritmo”, apuntó Walton. “Ya sea que la haya recibido, o que haya tenido una buena penetración al canasto. Tomó un mal tiro en la esquina que le señalé, y le dije que no le gritaba porque lo metió, pero fue un triple rápido. Creo que fue sólido esta noche”.

Ingram estableció su juego temprano, con 10 puntos en el primer cuarto, y a diferencia de otros partidos, él logró mantenerlo a lo largo de toda la noche.

El oriundo de Kinston ya había superado su marca previa de 22 puntos al final del tercer cuarto, y en el último fue testigo del show de Lonzo Ball, dejando su marca en cambio en defensa. Si bien el cierre del partido tuvo más dramatismo del anticipado – los Lakers ganaban por seis a 17 segundos del final – Ingram colaboró con un tiro libre importante a 5.1 del final.

Con el primer triunfo de la temporada en mano y con una gran actuación personal, Ingram cerró una noche redonda.

“Tras (el juego de) anoche quería salir y redimirme”, confesó. “Eso no es lo que queríamos mostrar en nuestro primer juego de temporada regular. Fuimos agresivos hacia el aro. No nos conformamos con triples esta noche, fuimos al aro y nuestra defensa en el cuarto (periodo) fue realmente buena”.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *