Dolorosa derrota en casa ante Rockets

Pero sin duda hay que aprender de los errores cometidos en este arranque de temporada y lograr enmendar el rendimiento del equipo en los últimos instantes de los partidos, que está siendo la diferencia entre estar teniendo un buen inicio de temporada, plagado de victorias, a no tenerlo. El juego y el rendimiento parecen buenos, así como las sensaciones que el equipo transmite, pero hay que mejorar el cómo se gestionan los últimos minutos de cada partido, para poder seguir manteniendo el nivel en esos momentos decisivos. 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *