Brandon Ingram, listo para dar el salto

Poco después del final de la temporada de los Lakers en abril, el novato Brandon Ingram llevó a su mamá, papá, abuela y hermana de vacaciones a Bahamas.

Fue un viaje especial, la manera de Ingram de agradecerle a su familia. Se sabe que Ingram creció en una zona humilde de Kinston, N.C., y vio como sus padres se esforzaron al máximo para brindarle todo a sus hermanos y él. Su padre trabajaba horas extensas en dos empleos, una planta de montacargas y un gimnasio, y su madre en medicina farmacéutica completando prescripciones para gente mayor, también trabajando constantemente.

Pese a que apenas cumplió 20 años, Ingram ya ha sido capaz de comprarle a sus padres una casa nueva, y de llevarlos por el mundo en viajes difíciles de imaginar hace algunos años.

Pero si conoces a Ingram, no te sorprenderá escuchar que él no solo estuvo disfrutando del sol y el océano en el viaje. El baloncesto siempre está en su mente, y él se llevó a su preparador físico con él. Después de todo, Ingram no quería perderse ni un día para seguir fortaleciéndose y mejorando.

Ingram no toma atajos en su profesión. El tiene un enfoque claro y singular en mejorar.

“Cuando terminó la temporada, estaba enfocado, especialmente mentalmente, en la necesidad de seguir mejorando”, nos dijo en el UCLA Health Training Center el lunes pasado. “Enfocado en lo que sabía que podía hacer y en cómo insertarlo en el juego. Después de un tiempo, gané comodidad y confianza y todo mejoró”.

Tras regresar a L.A., la selección No. 2 del Draft de 2016 continúo siendo una presencia constante en la nueva sede del equipo. Sus entrenadores han estado claramente complacidos con lo que parece ser un progreso significativo.

“Lo más importante es que tiene la mentalidad correcta y va a llegar eventualmente ahí porque él le va a dedicar el tiempo necesario”, dijo el asistente de los Lakers Brian Keefe, quien ha estado trabajando con Ingram desde que este llegó. “Todos nosotros tenemos gran confianza en Brandon, porque sabemos que le dedica mucho tiempo y realmente ha invertido en él mismo y en lo que estamos haciendo aquí. Él se preocupa por su juego. Él hace las cosas correctas para convertirse en un jugador realmente bueno”.

Ingram ratificó los halagos de otros alrededor del equipo mostrando progreso en Las Vegas, anotando 26 puntos en 9/17 de cancha, además de tres asistencias y tres robos en su única aparición. Eso extendió su envión al final de su temporada de novato:

Antes del Juego de Estrellas: 27.7 minutos por juego; 8.0 puntos; 36.3% en tiros de cancha; 30.4% en triples; 4.1 rebotes; 1.9 asistencias; 0.4 robos.
Después del Juego de Estrellas: 32.1 minutos por juego; 13.2 puntos; 47.5% en tiros de cancha; 26.9% en triples; 3.9 rebotes; 2.5 asistencias; 1.1 robos.

Pese a que ese incremento de 11.2 por ciento en tiros de campo es lo que más resalta, Ingram sabía que tenía que trabajar mucho en su tiro, y esa fue la parte más importante de su programa en temporada baja.

Nos sentamos con Ingram y Keefe para ver específicamente su programa de temporada baja y ver cuánto ha mejorado hasta ahora.

Brandon Ingram working hard during the offseason summer months to improve his game.

EL TIRO

Mike Trudell: Allá por el receso del Juego de Estrellas, le pregunté a Luke Walton cómo se sentía acerca del progreso de Ingram. La respuesta: Ingram tiene un piso muy alto por su versatilidad y habilidades múltiples, además de su longitud de elite; pero la diferencia entre ser un buen jugador, y ser potencialmente un gran jugador, depende de su tiro. Piensen en alguien como Kawhi Leonard, quien abrió su juego ofensivamente una vez que empezó a conectar su tiro, particularmente desde más allá del arco. Ingram está al tanto.

INGRAM: Para mí era la mecánica del tiro. Keefe y yo hicimos un gran trabajo en tratar de venir todos los días y trabajar. Empezamos con la forma del tiro. Tratando de mantenerme disparando por encima de la cabeza. Tratando de encontrar distintas maneras de sentirme cómodo disparando la bola de esa manera. Eso fue lo primero. Lo segundo fue hacer que mi cuerpo estuviera bien. Obviamente, las repeticiones de todo lo que haría en un juego, pero también poner bien a mi cuerpo en el gimnasio. Tratar de comer un poquito mejor y comer un poquito más.

KEEFE: Una de mis metas en la temporada baja con Brandon era hacer que su tiro fuera más eficiente. Pulir algunas cosas técnicamente con su tiro. Él tiene buen toque, pero era hacerlo más consistente y enfocarse en una o dos cosas. Lo primero, su trabajo de pies, asegurarse de tener mejor equilibrio. Brandon lo aceptó. Eso fue él queriendo ser mejor. Lo hablamos, pero tienes que tener a alguien que lo acepte, y él quería ser mejor y le ha dedicado un montón de tiempo este verano. Ahora va a tener la oportunidad de transferir eso a los juegos. Es algo difícil de hacer, lo de cambiar el tiro. El hecho de querer hacerlo, de tener la paciencia y la mentalidad para pasar por eso en el verano…increíble”.

EL PUNTO DE DESCARGA

INGRAM: Estaba tirando sobre mi cabeza. Con mis brazos largo, era como una resortera. Llegando desde la universidad a la NBA, yo solo pesaba 180 libras, por lo que estaba tratando de empujar la bola hacia el aro desde la línea de triples. Me he fortalecido lo suficiente ahora como para sentirme más cómodo disparando desde el arco. A medida que me vaya fortaleciendo, eso será algo más natural.

KEEFE: (Nos enfocamos en) la posición de su mano en la bola y dónde estaba su mano de guía. Él tiene brazos muy largos, así que queríamos que su tiro fuera más ajustado y más compacto, porque cuando tienes brazos largos puedes cometer más errores. Disparar más con una mano y sacar la mano izquierda de la bola, específicamente.

LA TRANSICIÓN A LOS JUEGOS

MT: Obviamente, es bueno desarrollar el tiro en la temporada baja, pero la prueba real será en los partidos NBA.

INGRAM: Creo que he dado un gran salto. Me siento mucho más cómodo disparando la bola, especialmente disparando de la manera correcta. Lo hemos trabajado y trabajado, y empezamos a jugar un poquito. Tratamos de ver cómo se sentía jugando en partidos. Se sintió bien al principio pero no estaba metiendo muchos tiros. Pero seguí jugando, y ha empezado a caer. Me seguí sintiendo más cómodo, y más confiado. Me siento mejor desde la línea de triples. Especialmente hoy, con Kyle Kuzma marcándome, me sentí fantástico (entre risas).

KEEFE: Es parte del proceso de aprendizaje. Uno tiene que sentirse cómodo con la técnica, y transferirlo al juego. Uno probablemente va a regresar un poquito a lo que está acostumbrado. Eso es normal. Creo que hecho esos cambios, pero toma tiempo. Hay mucha paciencia (requerida). Jugamos un juego, no es 1-contra-0, es 5-contra-5. Pero creo que está por el camino correcto.

LO QUE SE PUEDE SACAR DE KEVIN DURANT

MT: Al igual que Ingram, Kevin Durant era un chico alto y flaco de 19 años cuando brilló en su año universitario antes de ser elegido No. 2 (Seattle, 2007). Hay muchas diferencias, sobre todo en la habilidad superior de Durant como anotador puro (25.8 puntos por juego en Texas comparados con los 17.3 de Ingram en Duke). Pero hay un enlace natural entre ambos: Brian Keefe. Keefe, quien fuera capitán del equipo de baloncesto de UCI, era entrenador asistente en Seattle y Oklahoma City, pasando los primeros siete años de la carrera de KD trabajando directamente con el más reciente JMV de las Finales. Con la mayoría de los equipos NBA, los entrenadores asistentes se les asigna trabajar con un grupo pequeño de jugadores por varias razones, y la experiencia de Keefe con Durant no pasó desapercibida cuando los Lakers se lo asignaron a Ingram.

KEEFE: Ellos tienen cuerpos similares; ambos muy delgados cuando empezaron, pero creo que (lo que los une) es la ética de trabajo y la cantidad de tiempo que le dedicaron. Obviamente Kevin es un gran jugador, pero trabajó muy duro y fue muy consistente con eso. Su mentalidad al tratar de mejorar a diario es algo que se puede aprender y dársela a cualquier jugador. Brandon tiene un tipo de cuerpo similar, así que las experiencias fueron útiles. Solo decir, ‘Hey, este jugador que era similar a ti al que puedes adaptar tu juego a cierto punto’ es una cosa, pero debes ser tu propia persona. Los hábitos son probablemente lo más importante.

Brandon Ingram and Kevin Durant battle during a practice at a USA Basketball summer camp.

HABLANDO DE DURANT…

MT: Durant es uno de los mejores tiradores de la NBA, desde toda la cancha. A los 28 años la temporada pasada, él disparó 53.7 por ciento de cancha y 37.5 por ciento en triples. Pero quizás nos hemos olvidado que a él le costó un poco en su año de novato. Él estaba en un equipo muy joven de los Sonics y tomó muchos tiros difíciles en sus 34.5 minutos por partido, y todavía se estaba desarrollando físicamente. Keefe lo recuerda.

KEEFE: Kevin disparó 29 por ciento en triples como novato. Realmente no disparó bien. Anotó mucho, pero disparaba en los bajos 40s (43.0 por ciento de cancha). Ahora, él llegó a 40 porque empezó a tirar bien a fin de año. Y luego dio el salto su siguiente año.

MT: En realidad, Durant subió hasta 47.6 por ciento en tiros de cancha en su segundo año, incluyendo un 42.2 por ciento en triples. Ese gran salto le permitió pasar de anotar 20.3 puntos por partido a 25.3, y también a sumar casi cinco minutos más (39.0 por juego). Es poco común que los jugadores tengan ese tipo de salto en un año, pero las mejoras de Ingram dentro de la temporada y el progreso mostrado este verano, permiten ser optimistas.

KEEFE: Brandon realmente mejoró con el correr de la temporada. Lo vimos después del Juego de Estrellas, que dio un gran salto. Creo que fue todo el trabajo que puso, y una vez que se empezó a sentir cómodo y empezó a estar confiado con lo que podía hacer, ahí dio el gran salto.

MEJORAS GENERALES

MT: Está claro que el tiro de Ingram no es lo único que está trabajando. Él quiere desarrollar su juego completo, y para alguien al que le pidieron jugar cuatro posiciones diferentes en su temporada de novato, hay mucho lugar para crecer en varias áreas.

INGRAM: Este último año, no pude entrar en un ritmo en el que me sentía cómodo todos los partidos y jugaba como yo mismo. Tuve la chance de reflexionar (sobre la temporada), de ver dónde puedo mejorar, de tener una mejor mentalidad y ganar confianza. Fui al juego (de Liga de Verano) y se sintió natural. Me sentí como yo mismo. Sentí como que estaba jugando baloncesto regular. Ahora me siento aún mejor. En mejor condición, más fuerte. Hemos puesto mucho trabajo en el gimnasio. El trabajo de habilidad que hemos hecho cada día…trabajar en ofensiva y defensa. Especialmente con mi mejor condición física, creo que con mi base Lonzo Ball mandando la bola hacia delante y con la manera que queremos jugar rápido…el cielo es el límite.

KEEFE: Queremos desarrollar todo su juego, cuando elegir sus momentos, cuando atacar, leer el juego…está tratando de estar más cómodo con todas esas cosas. La habilidad para definir en el aro, jugar con más fuerza – obviamente pasó mucho tiempo en el gimnasio. Pero creo que ha crecido un paso o dos desde la Liga de Verano, y ahora tendrá la oportunidad de realmente mostrarlo en la cancha.

JUGAR CON LONZO

MT: Ingram no podría haber sido más halagador hacia su nuevo compañero. Ellos han estado jugando 5-contra-5 juntos en el UCLA Health Training Center, sintiéndose más cómodo todos los días. Ingram dijo que ya saben cómo quieren jugar en transición, volando en la cancha y poniéndole presión a la defensa. La media cancha es un trabajo en progreso que tomará más tiempo. ¿Y la personalidad de Lonzo?

INGRAM: Uno ama todo en la cancha sobre él. La manera que pasa el balón. Su manera de comportarse. La manera que trabaja. Pero creo lo suyo es su actitud y su carácter. La manera que pasa la bola como nadie más…pero él es diferente. Siempre está bromeando. Es un gran tipo, alguien con el que quieres jugar. Puedes estar con alguien de su calibre, con la manera que juega, y él podría ser fanfarrón…pero no lo veo como fanfarrón. Es humilde. Viene aquí temprano y trabaja todos los días. Es solo él, no quiere ser nadie más.

FORTALECERSE

MT: Más temprano, hablamos sobre el trabajo que Ingram estaba haciendo en el gimnasio. Estas son algunas cosas que tuvieron para ofrecer:

INGRAM: Estuve haciendo también muchos ejercicios, incluso cuando estoy lejos (del preparador físico) Gunnar Peterson, con mi propio entrenador. Quiero seguir sumando músculo en ciertas áreas. Cuando estoy aquí, estoy haciendo cosas de fortaleza relacionadas a la cancha. Trabajando en mi primer paso, en ser (más explosivo)…cosas que se trasladan a la cancha. Para mí, es solo poner horas de trabajo.

MT: Su paso de amague lució poderoso en Las Vegas, y era mucho más explosivo con pelota en movimiento que en la temporada regular, algo que obligó a los Clippers a hacerle faltas constantemente.

Brandon Ingram's offseason workouts include using battle ropes in the gym.

INGRAM: Creo que soy más explosivo. Para mí lo importante es tratar de mantenerme bajo. Estando en la posición de escolta o alero, tratar de mantenerme bajo me ayuda a ganarles. Sé que tengo la longitud sobre muchos de los que me están marcando, así que es mantenerme bajo. Cuando tenga más fuerza, eso me ayudará a absorber los golpes de mejor manera.

¿INGRAM TODAVÍA ESTÁ CRECIENDO?

MT: En mi show de radio en 710 ESPN con Mychal Thompson hablábamos de que Ingram luce más alto de su medida oficial de 6’9. Yo especulé que quizás Ingram haya crecido una o dos pulgadas, pero los Lakers insistente en tenerlo en 6’9. Esta es la manera en la que Ingram contestó mi pregunta acerca de si ha crecido en peso o altura:

INGRAM: No estoy seguro. Cuando regresé de mis pequeñas vacaciones, muchos dijeron que había subido un poquito de peso, pero no estoy seguro.

KEEFE: Se lo ve más grande. Se siente más fuerte, y juega más fuerte. ¿La altura? No me sorprendería. Es posible.

¿JUGADOR DE MAGIC?

MT: Más temprano este verano, antes del Draft y la agencia libre, Magic Johnson fue a ESPN Radio en Los Ángeles y básicamente dijo que Ingram era intocable. Los equipos preguntaron por él, pero los Lakers no tenían planes de incluirlo en ningún canje. Me pregunté si eso hizo que Ingram se sintiera más seguro sobre su lugar en el equipo, pero él tuvo una perspectiva diferente.

INGRAM: Cuando realmente lo piensas, no debería ponerte cómodo en lo absoluto. Debería hacerte trabajar aún más fuerte. No es una carga, pero la puso sobre ti, así que sientes que debes salir aún más fuerte para mostrar que esa es la razón por la que lo dijo. Para mí, mis propias expectativas son aún más altas que lo que cualquiera pueda decir. Pero Magic está sentado ahí todos los días y nos da consejos a todos y cada uno de nosotros, estemos jugando o no. Es especial verlo dando consejos, en la cancha, fuera de la cancha. Nos va a ayudar.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *