Alex Caruso vuelve a aprovechar su oportunidad

EL SEGUNDO – Al igual que como sucedió hace unos meses en Las Vegas, la lesión de Lonzo Ball volvió a abrirle la puerta a Alex Caruso.

El oriundo de College Station (Texas) está nuevamente aprovechando al máximo la oportunidad que se le presentó, y comienza a subir en la consideración de Luke Walton.

“Definitivamente ha impresionado al cuerpo técnico con la manera que juega”, mencionó el entrenador de los Lakers, aunque también avisó que por el momento siguen viendo a Tyler Ennis como el suplente de Ball.

Caruso brilló el martes ante Utah Jazz, liderando al equipo con 10 asistencias en 32 minutos de juego.

“Realmente queremos ver lo que puede hacer”, dijo Walton tras la práctica del miércoles. “Amamos la manera que juega, pero queremos tener la mayor cantidad de video de él enfrentando a jugadores reales de la NBA, y equipos reales, y lo ha hecho realmente bien. Lo dejamos en esos juegos, y no por decisión de antemano. Lo hicimos jugar muchos minutos a propósito, pero lo dejamos cerrar porque confiamos (en él), y estoy confiado en lo que hace, y en lo que el equipo hace cuando él está en cancha”.

El producto de Texas A&M se ha ganado el respeto de sus compañeros y entrenadores gracias a su inquebrantable esfuerzo defensivo.

“Alex juega de la manera correcta y hace todo de la manera correcta”, dijo Corey Brewer. “Es una peste, juega duro…no hay muchos jugadores que jueguen más duro en esa posición”.

A post shared by Lakers Scene (@lakersscene) on Oct 8, 2017 at 8:07pm PDT

Walton alabó su compromiso con el rebote, siempre listo para colaborar en el canasto propio.

“Es un jugador duro, es un jugador inteligente”, recalcó. “Se mete y se mezcla ahí. Lo que amo de él no es cuando captura el rebote, sino las veces – algo que vimos en el video y le mostramos a todo el equipo – que un interno penetra a la pintura con la defensa en rotación y él sacrifica su cuerpo cada vez para frenarlo. Eso significa que él no capturará el rebote, pero que su marca tampoco. Esa es mi parte favorita de la manera que él va al rebote”.

Caruso aseguró que esa es simplemente su marca registrada.

“Yo trato de ganar, y si eso significa chocarme con un interno, eso es lo que haré”, avisó. “Si significa generar una falta ofensiva, eso es lo que haré. Estoy enfocado en hacer jugadas que ayuden a ganar partidos, y a veces son los rebotes…(el martes) fue distribuyendo la bola, si es tomar tiros, es lo que haré. Cada juego presenta un nuevo reto y una nueva oportunidad para descifrar lo que puedo hacer”.

Pese a su gran presente, el base no se notó sorprendido.

“Las cosas han sido parejas, no creo que haya habido ningún éxito de la noche a la mañana”, opinó. “Creo que ha sido mucho trabajo duro, remontándome al final de la temporada de la G League, a la Liga de Verano, y ahora aquí en el campamento. Estoy tratando de progresar, tratando de ser mejor, y mostrando las mejoras en mi juego. Es una plataforma más grande y por eso la gente lo está notando, supongo”.

Caruso tuvo una sólida campaña el año pasado con OKC Blue de la NBA G League, llamando la atención de Nick Mazzella y Joey Buss, los popes de South Bay Lakers.

Eso le ganó un boleto al plantel de la Liga de Verano, donde demostró sus atributos en ambos lados de la cancha. Su producción llevó a los Lakers a firmarlo a un contrato de dos vías, y por ende, un cupo en el campamento.

El jugador no ha perdido tiempo, y contó que ya sumó varias lecciones de Ball.

“Creo que Lonzo y yo tenemos algunas similitudes en nuestros juegos, en cuanto a distribuir la bola, tratando de jugar rápido”, explicó. “He aprendido de él distintas maneras de impulsar (el ritmo), sobre todo en media cancha. Estoy aprendiendo, tratando de mejorar cada día, y tenerlo cerca es contagioso. Siempre que alguien está dispuesto a ser generoso y mover la bola, alguien que tomaba un doble marcado o un tiro rápido dará el pase extra. Creo que a lo largo de la pretemporada los muchachos han tratado de darlos. Estamos yendo en la dirección correcta”.

Al mismo tiempo, y en un estilo que le sienta como anillo al dedo, su adaptación ha sido algo que le ha costado poco.

“Un poquito, pero no tanto – porque Lonzo empezó eso – pero la generosidad del equipo que estamos construyendo, me lo hace fácil, porque esa es la manera que yo juego”, repitió. “El que está abierto recibe el tiro abierto, si estás adelante, la enviamos adelante. Para mí es realmente cómodo jugar con tipos como Kuz, JC, Julius…ellos me lo hacen realmente fácil. Es superar la cortina, darles la bola y dejarlos atacar. Para mí es realmente simple”.

Tras el partido del martes, Walton también halagó su capacidad como conductor, en una noche en la que su familia y amigos pudieron verlo lucirse en televisión nacional.

“Recibo mensajes de texto de mis amigos, y mis padres estuvieron aquí (el martes a la noche), y estoy contento que me pudieron ver jugar un poquito”, reconoció. “Mi hermana también me escribió. Es lindo tener un poco de reconocimiento así, pero debes poder hacerlo noche tras noche. Es una temporada larga”.

Por lo pronto, y según las reglas del nuevo convenio salarial, Caruso podrá seguir entrenando y jugando con el equipo hasta el 23 de octubre, fecha que marca el comienzo del campamento de entrenamientos de los South Bay Lakers.

A partir de allí, el máximo de 45 días que él puede estar con el equipo comienza a contar.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *