Lakers, a cuartos de final de la mano de Kuzma y Blue

LAS VEGAS – Una lluvia de triples alcanzó para apagar a los candentes Brooklyn Nets y así los Lakers avanzaron a semifinales de la Liga de Verano 2017.

Tras una primera mitad que tuvo un ritmo enceguecedor, y en el que ambas defensas brillaron por su ausencia, fueron los Lakers los que lograron mantener su caudal ofensivo para remontar un déficit de dobles dígitos y quedarse con la victoria.

Hubo claves individuales y colectivas. Como mencionó el entrenador Jud Buechler, la defensa ha sido el baluarte del buen presente de los laguneros, y tras ausentarse durante los primeros 25 minutos, fue el esfuerzo colectivo el que reinsertó a los de púrpura y dorado en el partido.

Del resto se encargaron Kyle Kuzma y Vander Blue, los dos anotadores profesionales del equipo que confirmaron que atraviesan un momento superlativo.

El oriundo de Michigan reafirmó su estatus como goleador de los Lakers con 26 puntos, sacando a relucir todo su arsenal ofensivo, que incluyó un 3/7 en triples y varias otras definiciones complejas, aprovechándose de su velocidad y manejo de pelota para burlar la defensa rival. Kuzma agregó cuatro asistencias, tres rebotes, dos robos y dos tapas a una actuación fenomenal, una más en el que ha sido un debut de ensueño con la organización.

Lo de Blue fue igual de bueno, y entre triples y penetraciones apareció en el momento justo, cuando el resultado pedía canastas que ratificaran el gran trabajo que se estaba haciendo en el canasto propio. El reinante Jugador Más Valioso de la NBA G League lideró a los Lakers con 27 puntos en 10/16 de cancha, mostrando una efectividad letal ante una rotación perimetral de Brooklyn cargada de jugadores con experiencia en la NBA.

Blue agregó un par de asistencias, cuatro rebotes y dos robos a una ficha que lo está haciendo lucir versátil, algo que seguramente está llamando la atención de muchos en Las Vegas.

Ellos apuntalaron a un equipo que sobrevivió en la primera mitad gracias a los triples, y que siguió encestándolos a gran ritmo el resto del camino. Travis Wear aportó cuatro, y el trío formado por Blue, Kuzma y Matt Thomas aportó tres cada uno. En total, los Lakers dispararon 14/26 para un escalofriante 53.8 por ciento.

De esa forma el equipo logró sobrellevar una actuación aceptable – dadas las expectativas y su producción reciente – de Lonzo Ball, quien igual se quedó a un puñado de asistencias y rebotes del que hubiera sido su tercer triple-doble.

El ex astro de UCLA cerró la noche con 14 puntos, nueve rebotes, siete asistencias y un robo, perdiendo apenas un balón en 35 minutos.

Ball – y otros de sus compañeros – reconocieron que las piernas empiezan a pesar por la seguidilla de partidos, pero todos coincidieron en estar listos para el reto. Buechler avisó que por el momento la idea es terminar el campeonato con todos en cancha, a excepción de los lesionados PJ Dozier, Josh Hart, y Brandon Ingram, quien fue desafectado por precaución.

El próximo escollo son los Dallas Mavericks. El encuentro se disputará a las 5 p.m. en el Thomas & Mack Center, con un lugar en la final del lunes como premio.

A post shared by Los Angeles Lakers (@lakers) on Jul 15, 2017 at 9:10pm PDT

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *